Tijuana, ¿La nueva capital de Baja California?

File:Tijuana, Baja California (21285070341).jpg

El día de ayer se presentó en el congreso del estado una propuesta de reforma para convertir a Tijuana en capital del estado de Baja California, efectivamente desplazando a la ciudad de Mexicali como la cabecera estatal. La decisión debería ser confirmada por medio de una consulta estatal, que se llevaría a cabo en un plazo de máximo un año comenzando desde la publicación del decreto en el Diario Oficial del Estado.

En cierto sentido Tijuana ya parece la capital del estado considerando que el actual gobernador, Jaime Bonilla, gobierna desde aquella ciudad 6 días a la semana. El diputado, Miguel Ángel Bujanda argumenta en favor de su propuesta citando el hecho que la ciudad alberga aproximadamente el 40% de la población estatal, cuenta con la garita de San Ysidro que es el cruce fronterizo más activo del planeta, y que gran parte de la actividad económica del estado se concentra ahí. 

Los presidentes municipales tanto de Tijuana como de Mexicali mostraron una actitud de claro rechazo a la propuesta.

Marina del Pilar, presidenta de Mexicali, indicó en un comunicado en Facebook que ” es una falta de respeto para los Mexicalenses y para todos los Bajacalifornianos” y que “tenemos temas prioritarios y más importantes que le preocupan a la población ante este tiempo de pandemia”

El presidente tijuanense Arturo González dijo que “es lamentable que algunos diputados de nuestro Congreso, dediquen tiempo y recursos en proponer iniciativas absurdas” y que “Mexicali DEBE seguir siendo la capital de este estado”.

Por su parte el gobernador Jaime Bonilla dijo que habría que preguntarle a los ciudadanos si quieren cambiar la capital; en Twitter indicó que no tiene nada que ver con la propuesta. En agosto de este año Bonilla había declarado que “el impacto económico para la ciudad sería muy fuerte, y tendría que ponderar porque han perdido muchas intenciones, y lo que menos podría pasar es que sigan perdiendo oportunidades económicas”. 

Independientemente de las posturas de los presidentes y del gobernador, la decisión de pasar esta propuesta y convertirla en ley dependerá del congreso estatal, y posteriormente de los habitantes del estado de Baja California.

¿Tú qué opinas? ¿Debería Tijuana convertirse en la capital de B.C. o Mexicali debería seguir siéndolo?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *